L’estranya i gegantina au que sobrevolava Barcelona

El diumenge 10 de juny del 1990 una carta a La Vanguardia alertava que una au desconeguda i de grans dimensions sobrevolava la ciutat de Barcelona.

Extraña y gegantesca ave sobre Les Corts
No puedo más que mostrar mi extrañeza ante este inusual hecho: la noche del 28 de mayo, algunos vecinos del barrio de Les Corts nos despertamos ante los insuportables “graznidos” de una ave; no una ave cualquiera; nuestro estupor fue inmenso al salir al balcón y ver una silueta negra de una ave de grandes dimensiones. Quizá debería medir entre 305 metros, y no exagero. Numerosos fueron los vecinos que lo vieron, y numerosos también los comentarios al día siguiente. Suponemos que en otros barrios, otras personas debieron verlo. ¿Qué era? Y lo que es más extraño: ¿Por qué no ha aparecido ninguna noticia en la prensa?
PERE CARBÓ – Barcelona | 10 junio 1990

Primera carta del fenomen en l’edició del diumenge 10 de juny de 1990, pàgina 27. | ©LaVanguardia

A conseqüència d’aquesta carta signada per Pere Carbó, els lectors de La Vanguardia van començar a enviar un munt de cartes explicant el seu testimoni. Aquest succés es va convertir en tot un fenomen social de l’època.

La extraña y gigantesca ave sobre Barcelona
En relación con la carta publicada por don Pere Carbó, respecto a un ave negra de tremendas dimensiones avistada en Les Corts, quiero aportar testimonio de lo ocurrido hace tres o cuatro días en el barrio del Guinardó. De manera casi idéntica a la relatada por el señor Carbó oímos unos horribles y fortísimos graznidos, que incluso hacían vibrarlos cristales. Nos asomamos a las ventanas y vimos planear un ave gigante, de dimensiones mayores, a mi juicio, de las que apreció el señor Carbó. En mi opinión tendría unos 8 metros, de ala a ala. Su color era negro y la silueta muy parecida, sorprendentemente, a la de una paloma. ¿Por qué va a extrañar el silencio de la prensa? Sólo nos cuentan lo que quieren. ¿Y el de las autoridades? ¿No se mantiene parecido silencio oficial en el tema de los ovnis? ¿Acaso nos informan de mucho más que de los plazos de tributación? Personalmente no me extrañaría que esta horrible ave fuera una mutación que estuvieran experimentando las palomas de Barcelona. Otro punto por investigar es la misteriosa desaparición de algunos gatos que se observó antes de la aparición del ave gigante, como si hubieran caído de los balcones, pero sin que se hallara el cadáver en las calles.
JOSÉ GARCÍA GARCÍA – Barcelona | 14 junio 1990

La extraña y gigantesca ave sobre Barcelona
El día 6 de junio pasado, sobre las 18 horas, estuve en mi coche aparcado durante una media hora esperando a mi hija en la calle Hurtado, pasada la calle Espinoy, muy cerca del parque Putxet. Durante el tiempo de espera, me entretuve observando lo que allí acontecía cuando me llamó la atención un ave negra enorme,-que estaba posada sobre la cornisa lateral superior del edificio n.° 7 de dicha calle. Dada la distancia que me separaba del edificio en cuestión y la altura de éste, me pareció una inmensa paloma negra. No se movió durante el tiempo que yo estuve allí y cuando llegó mi hija le hice observar tan enorme ave. Posteriormente nos fuimos del lugar con el consiguiente interrogante, sorpresa y curiosidad. Creo que seria interesante, por parte de la opinión pública, que si otras personas la han visto relataran su experiencia para que las autoridades correspondientes pudieran actuar y responsabilizarse del tema por si dicha ave entrañara algún peligro para la población.
MERCEDES VICÉN CALLIZO – Barcelona | 19 junio 1990

Ràpidament aquest fenomen va despertar l’interès dels lectors i La Vanguardia va aprofitar aquesta popularitat per preguntar a experts i diferents personalitats del món de la comunicació quina era la seva opinió sobre l’au que sobrevolava de nit Barcelona.

La extraña y gigantesca ave sobre Barcelona
Resido en la plaza de Virrei Amat, cerca de la casi abandonada ermita de Santa Eulália y, naturalmente, del mercado de la Mercé. En el campanario de dicha ermita anida, veo, una o varias gaviotas de gran tamaño, las cuales es de suponer que intentan alimentarse de los restos de pescado que inevitablemente quedan alrededor del contenedor especial de basuras que existe en aquel lugar, especial para las pescaderías del mercado. Puedo decir que el graznido de dichas aves, aun de noche, es realmente desagradable. Asimismo, algunas de estas gaviotas tienen una capacidad alar bastante importante. Sirva esta cartas para explicar algo de lo que se ha llamado “gigantesca ave”, o quizá no.
JOSEPH DE LA QUADRADA I LE SOLER -Barcelona | 15 julio 1990

Aves y serpientes de verano
Hace más de dos meses se han ido repitiendo cartas de lectores sobre una ave gigantesca que se ha visto en ciertas barriadas barcelonesas. Cuando la primera carta apareció, parecía cosa de broma, pero otras gentes que han visto tan gigantesco pájaro hace que el interés de este tema no decaiga. Se ha hablado de las grandes aves desconocidas por la ornitología como los míticos cóndores del inca Viracocha o las fantásticas aves-roc de “Las mil y una noches”. Se han barajado teorías, chanzas y desatinadas imaginaciones. Estamos ante la típica mentalidad de la serpiente de verano. Esta expresión de la serpiente de verano vino a significar en argot periodístico una noticia fantástica y fabulosa que se inventaba o una nimiedad que se engrandecía…, adornándola con diversas galas y portentos para mantener la atención de los meses veraniegos que antaño suscitaban noticias. Hoy, tan estupendas especulaciones no tienen razón de ser, pues el verano trae tantos acontecimientos dramáticos, amnén de las espectaculares informaciones deportivas. Pero la tradición de la serpiente continúa y, aunque en el caso del ave misteriosa no la han iniciado los periodistas, sino los lectores, el espíritu viene a ser el mismo.
NÉSTOR LUJÁN – Barcelona | 18 julio 1990

La ciutat de Barcelona en una nit de lluna plena

La extraña y gigantesca ave sobre Barcelona
Hace un par de meses me desperté sobresaltada al oír unos extraños graznidos al otro lado de mi ventana. Muy asustada me levanté y con mucha precaución entreabrí las cortinas esperando encontrarme con algún monstruo. Con gran sorpresa vi una pareja de gaviotas que se habían desorientado cayendo en el patio interior de mi casa. Me extrañó su tamaño ya que eran muy grandes, mucho más de las que había visto anteriormente, pero en ningún modo algo inverosímil o sobrenatural. Cuando estaba cavilando sobre la manera de sacarlas de allí, levantaron el vuelo (las alas eran proporcionales a su tamaño) y se alejaron tranquilamente. ¿No será alguna gaviota despistada lo que está levantando esas interpretaciones cada vez más absurdas?
C. REVENGA ARREGUI – Barcelona | 20 julio 1990

La extraña y gigantesca ave sobre Barcelona
El lunes, día 9 de julio, a las 22.25 horas, estaba recogiendo el toldo de mi balcón cuando se me ocurrió mirar hacia el cielo. Asombrada, vi la extraña y supongo que gigantesca ave porque volaba muy alta, se apreciaban sus enormes alas negras que revoloteaban suavemente, tenía algo blanco quizá su parte inferior. Corriendo llamé a mis padres, los cuales también la vieron. Creo que su dirección era hacia el Norte (Granollers, Montseny…). De repente desapareció, sólo la vimos dos o tres minutos. Quedamos muy asombra dos porque si no lo ves no lo crees y yo no me lo creía, pero realmente es cierto.
GEMMA FABREGA CSASTELLS – Montornès del Vallès | 23 julio 1990

El fenomen va acabar mesos abans del conflicte bèl•lic de la guerra del Golf de 1991. Fins i tot aquest fenomen va ser estudiat des d’un punt de vista de la psicosociologia, ja que a mesura que aquesta noticia s’anava fent popular, cada cop apareixien més testimonis que deformaven la història.

Tot sembla apuntar que es tractava d’una broma que es va apoderar de la secció Carta dels Lectors de La Vanguadia. Altres apunten que aquesta au va existir, que es tractava d’un voltor i que va ser capturat. També molts van dir que es tractava de coloms mutants, aus mitològiques, ocells radioactius, etc.

Jo estic completament segur que aquesta au va existir perquè de nit hi ha molt voltor volant per la ciutat de Barcelona.

Comparteix

    Etiquetes:

    Comentaris

    Escriu un comentari

    (*) Camps obligatoris

    *

    Normes d'ús